Escritos de ‘Ejercicios de desarrollo interno – Israel Regardie’

TOMAR CONSCIENCIA DE LA MENTE

La diferencia entre este ejercicio y los anteriores ejercicios de toma de conciencia es que el área de atención se desplaza de los procesos corporales a los de la mente. En psicoanálisis, esto es por lo general denominado asociación libre. Se deja tan sólo que la mente vague a su arbitrio, dejándola mover sin impedimento en cualquier dirección que pueda ser atraída. El estudiante tan sólo observa. Esto, y nada más. Es más bien como llevar a un caballo a pastar, sin riendas ni montura: no hay nada que interfiera su libre movimiento. En esta práctica se comprueba rápidamente uno de los teoremas básicos del psicoanálisis: que todos los pensamientos están estrictamente determinados. Se descubre muy pronto que uno puede rastrear cada pensamiento a una cadena causativa que se extiende de muy lejos en el pasado. Uno puede apreciar esto de forma teórica; sólo falta que lo descubra de forma empírica. «Hasta no saber lo que hace la mente, no se la puede controlar.» Así decía un gran sabio, Vivekananda, hace más de sesenta años. Esto aún es cierto. Él continuaba diciendo: «Dele toda la extensión de las riendas; surgirán muchos pensamientos abominables; se sorprenderá de que sea posible que […]

RELAJACIÓN

Hay bien definidas técnicas para el desarrollo del proceso de relajación, y podemos utilizar los logros derivados de los ejercicios precedentes. Deberá continuarse ahora la postura que haya sido previamente utilizada, cualquiera sea ésta. No deben utilizarse posturas supinas o erguidas. Es indudablemente mejor la postura en la silla de respaldo alto, que soporta erecta la columna vertebral. Si nos echamos sobre un sofá o una cama, el colchón deberá ser moderadamente firme: pero si no, la mejor alternativa es un suelo cubierto con alfombra. La razón para esta última recomendación es que el suelo no cede, de modo que debería ser estala postura de práctica para un estudiante cuyo cuerpo cede con la relajación. Antes de echarse o sentarse, hay un par de movimientos que yo recomiendo a los pacientes en el despacho. Primero de todo, saltar con una soga imaginaria, en posición estacionaria, durante uno o dos minutos. Este no es un ejercicio simplemente para incrementar la circulación sanguínea y estimular una profunda respiración, sino que tiene la virtud de contraer y relajar los músculos de forma alterna, aproximándonos a las correctas bases somáticas en las que proceder con estas técnicas de relajación psicológica. A continuación, permanezca de […]

TOMAR CONCIENCIA DEL CUERPO

    Una de las principales metas de cualquier sistema de autodesarrollo o crecimiento espiritual, radica en la adquisición de sensibilidad o autoconciencia. Hay una única forma de adquirir esta conciencia… y es volverse consciente.   Confortablemente sentado en una silla de respaldo recto, o echado de espaldas sobre la cama, se intenta tan sólo observar qué está sucediendo, es un decir, «bajo la piel». Simplemente se mira el cuerpo, sus sensaciones y sentimientos aquí y ahora. Sólo esto… nada más. No trate de relajarse o respirar de una forma especial o inusual, o de controlar los pensamientos que fluyen por la mente. Todos estos procesos y métodos se dejarán para más adelante. Hasta entonces, simplemente sea consciente de cualquier sensación que surja en algún lado del cuerpo. Sugiero que se remueva un instante hasta encontrar una posición que le parezca la más confortable. Después de haberla encontrado, permanezca en ella y no se mueva de ninguna forma. No debe haber absolutamente ningún movimiento muscular voluntario durante el resto de la sesión de práctica. Ni siquiera mover un dedo del pie o la mano. Al principio, la sesión no debería durar más de diez minutos, pero gradualmente —hacia el final […]