Trabajo mágico con las flores
21·07·2016
La rosa amarilla

La familia es una entidad maravillosa desde la que amar, puedes unirte a la rosa amarilla sus devas y hadas, Gabriel y todos e iniciar la reparación de la familia en la que vives.
Consigue comunicar la luz a tu familia y que la luz de tu familia se comunique a todas las familias de la tierra.

Pronto iniciará el trabajo con la Rosa amarilla.
¡Puedes incorporarte cuando quieras!

La rosa amarilla es la rosa de las unidades colectivas y por eso se la considera la rosa asociada a la familia, el grupo y la salud. La salud depende de la armonía familiar y grupal entre las células, en los órganos, y entre órganos y elementos del cuerpo.

Formamos parte de una comunidad; hay una consciencia grupal y una consciencia superior de luz grupal. Las ideas grupales afectan a cada individuo, cada individuo es pintado, coloreado por sus rayos, su luz, sus debilidades y habilidades.
Dios pinta la casa y tú eres la precipitación inmediata de la fuerza espiritual en la tierra.

Frase que puedes reflexionar: «Amo a mi familia».
¿Cómo respondes a las fuerzas familiares?
¿Qué estás aportando al bienestar de la familia?

La vida es dios y dios da a la familia.
La envuelve con sus rayos, las hará divinas.
La familia es una entidad maravillosa desde la que amar, por eso se ama. Todas las divisiones y secados se disuelven a los ojos del Amor del sol, el Amor de dios, la familia.

Haz el gran amor a tu familia y respeta a las otras. Haz las paces y alegrarás al mundo con su luz brillante.

Cada familia lleva su luz y un gran corazón.

El gran amor es un amor que va mucho más allá de tí mismo, muchísimo más grande y hecho con el brillo, el calor y la luz de todas las familias de la tierra, de sus tierras y las estrellas.

Esta es la paz, la Armonía familiar.

[gravityform id=»8″ title=»false» description=»false» ajax=»false»]

También te puede interesar