Fórmula de flores mágicas con sanación a distancia y el mensaje de las flores

Las flores son la alianza perfecta para resolver problemas personales o sociales, armonizar lugares, animales y niños. Las esencias florales transforman modelos emocionales, mentales y físicos que ocasionan sufrimiento e impiden el desenvolvimiento libre y la felicidad de la persona.

Esencia enfocada en las necesidades inmediatas de la persona y en todas las condiciones futuras que se abarcarán durante el tiempo del proceso de sanación floral. El alma de las flores y de la persona, guían la sanación y finalizan elaborando la fórmula de las flores mágicas.
Intervienen cientas de las almas de las flores en la formulación luminosa de la esencia y se transmite el mensaje personal que estas quieran dar. El tratamiento implica hasta 3 elixires para el trabajo con esencias simultáneas.

Para qué sirven las flores de bach

Elaboramos mezclas de flores luminosas adecuadas para problemas mentales, emocionales y físicos, desarrollar cualidades y ayudar a descubrir la divinidad del alma. Trabajan problemas personales o sociales, animales y niños.

Nos comunicamos con el alma de la persona y de las flores, las cuales guían la sanación y finalizar elaborando la fórmula de las flores. Se consideran entre otras cosas asociaciones y recuerdos, factores externos pasados y futuros, relaciones con otras almas y las estructura de la personalidad para el desarrollo fluido y efectivo interno.

Las esencias se aplican para transmutar modelos emocionales, de ser y pensar limitados que ocasionan sufrimiento o impiden el bienestar, el libre ejercicio y realización de la voluntad y la comunicación con el alma.

Considera que de la luz salen todas las cosas. Tú sales de la luz y el alma es la parte de la belleza que llega a ti.

Al beber las gotas se desarrolla a la persona para que los recuerdos, influencias, el exterior y el interior se transformen desarrollando las cualidades y deseos del corazón.

Una esencia floral permite sentir el alma de la flor y recibir la instrucción particular que esta regala.

La esencia de la flor permite que su alma pueda transportarse, es el vehículo en el que ella puede vivir y moverse, y de esta manera transmitir nueva información, enseñar y operar en áreas específicas del cuerpo y del ambiente.

Al tomar una flor o conjunto de flores es como si hicieras el amor y te fundieras con esta. La flor encarna virtudes divinas y conocimientos únicos sobre el funcionamiento de la realidad. Virtudes que has venido desarrollando día tras día o perdiste. A veces permite ampliar la percepción en direcciones que no se veían, ver más allá de un problema personal superándolo o aportar su luz curando una carencia o herida que traías.

¿Quieres saber más?

También te puede interesar